Con la necesidad de introducir mejoras en pos de alcanzar la satisfacción del cliente y de brindarle el engranaje que necesita, a través de un servicio directo, innovador y eficiente. Surge un proyecto que viene trabajándose desde el 2013, con miras a desarrollar estrategias en atención a las necesidades del cliente. De esa Manera Nace Maderas Tratadas, MT, S.R.L

Una Empresa dedicada al tratamiento y secado de maderas con químicos, incorporando:

Una Planta de Tratamiento.

Hoy en día, y debido a la preocupación por el medio ambiente y los cambios en nuestra forma de vida, la madera pasa a formar parte de aplicaciones industriales inéditas, convirtiéndose en uno de los materiales más utilizados en la construcción. Los tratamientos por impregnación (Vacío-Presión-Vacío) para la conservación de la madera nacen como alternativa a otros métodos, que eran mucho menos efectivos, por su menor penetración, los cuales han quedado en desuso (acabados superficiales, productos exteriores protectores).

Con el tratamiento mediante (Vacio-Presion-Vacio) se consigue que los productos protectores lleguen hasta lo más interior de la madera, lo que supone un resultado final que va a prolongar la vida de esta. La madera previamente acondicionada se carga en un autoclave, se aplica vacío para extraer el aire desde su interior y luego el preservante es introducido. Una vez que el preservante llena el autoclave, se aplica presión hasta que la madera no tenga más capacidad de absorción o hasta que la retención requerida de preservante sea la exigida por la norma, luego de que se consigue la penetración deseada, se realiza un vacío final para asegurar la fijación del preservante en la madera.

Hornos de Secado

La madera recién cortada contiene una gran cantidad de agua. Si el agua no es extraída, la madera no puede ser usada para producir un producto terminado de buena calidad. Cuando la madera esta secada apropiadamente es mucho más fácil trabajarla que madera húmeda. Cuando la madera es secada correctamente, mecaniza mejor, pega mejor, y tiene mejor acabado.

El secado también mejora la resistencia de la madera, mata infestaciones, endurece la savia de la madera, preserva el color, reduce el peso y controla el encogimiento. Cuando la madera no es secada bajo condiciones controladas es susceptible a fisuras, manchas, y otras degradaciones que rebajan su precio de venta y su viabilidad de ser trabajada. Con un horno de deshumidificación Nyle, el secado de madera es fácil y económico para cualquier tamaño de operación.

En nuestros hornos de secado, la madera es colocada dentro de una cámara donde el flujo de aire, la temperatura, y la  humedad son controladas para proporcionar un secado tan rápido como pueda ser tolerado por la madera sin causar defectos mayores.